Situado a escasos metros de la Playa de A Lanzada, frente a la Capilla Románica y las ruinas de la torre construida por el arzobispo Gelmírez. Desde el hotel podrá disfrutar de magníficas panorámicas marítimas.
Dispone de habitaciones dobles, triples y cuádruples con baño completo, terraza, televisión, teléfono y calefacción. Además el hotel está dotado de cafetería, comedor, salón social, aparcamiento, zona ajardinada, piscina exterior para adultos y niños, terraza-solarium, custodia de valores en recepción y conexión a Internet WI-FI gratuita