Noticias en la prensa
Sanxenxo multiplica las reservas al inicio de septiembre

Septiembre empieza hoy y desde principios de esta semana hay hoteles en Sanxenxo que tienen hasta un 90 % de sus habitaciones reservadas por clientes para los primeros quince días de este mes. Es un dato que refleja el excepcional verano que la capital turística de las Rías Baixas está viviendo en esta campaña estival. El presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS), Francisco González, se muestra optimista, siempre y cuando no llueva. ««Julio y agosto fue muy bien y septiembre se presenta bonito, creo que la primera mitad va muy bien encaminada», precisó González.

La afluencia de visitantes a Sanxenxo es más que evidente. A poco que sale el sol, un mar de bañistas se dirige, como si fuese en procesión, sombrilla o silla en mano, hacia Silgar. El arenal urbano está lleno durante el día, para dejar la preferencia a las terrazas del paseo a la puesta del sol. Es precisamente el sol lo que ha diferenciado este agosto con respecto al 2015. Hace un año llovía a cántaros. Lo hizo durante quince días y dejó un sabor agridulce al sector turístico. La tasa de ocupación no había dejado de crecer, pero con las lluvias se quedó en un 82 % en el 2015.

Este año ha sido otro cantar. Las nubes fueron tan escasas que hasta se agradecieron los días en que llovió este verano -sobran los dedos de una mano-. Y el sol en lo alto con temperaturas constantes día sí y otro también por encima de los 30 grados, llenó Sanxenxo, Portonovo y hasta la última esquina del municipio. Hubo días, sobre todo en fin de semana, cuando la mayoría de los establecimientos colgaron el cartel de lleno. Según explicó el CETS, la tasa de ocupación el pasado agosto estuvo en el 87,8 %, es decir, cinco puntos por encima de la temporada veraniega de hace un año. Para encontrar unas cifras de visitantes tan altas en agosto en Sanxenxo hay que remontarse a hace seis años, al 2010, antes la crisis.Los datos de consumo también son buenos. En una encuesta en 18 establecimientos de restauración, ocio y oferta complementaria, el índice de consumo se situó en un 4,14, dentro de una escala del uno al cinco.Los turistas se fueron y ahora, que la sensación de mejora económica es mayor, han regresado a Sanxenxo. ¿Por qué? Para el CETS, hay que tener en cuenta varios factores. Por un lado están las condiciones meteorológicas, que han sido excelentes. No hay que desdeñar también los problemas de inseguridad en otros destinos europeos e internacionales, que animaron más al turismo en España.Sin embargo, el presidente del CETS cree que este panorama más general no explica por sí solo el regreso de los turistas. En su opinión, las buenas cifras del 2016 son resultado del trabajo y del empeño colectivo del sector local. «Sanxenxo como destino ha dado un salto cualitativo en la profesionalización del sector». El esfuerzo de empresarios y sus plantillas es, desde esta óptica, la clave del éxito.«Durante los años de la crisis, el sector tuvo que hacer grandes esfuerzos en ajustar sus costes a una nueva realidad, más competitiva en precios y sacrificando beneficios», matiza. «Nuestro reto será generar más actividad para consumir en destino y reforzar el atractivo de Sanxenxo a lo largo de todo el año», concluyó González.

01.09.2016 LA VOZ DE GALICIA