Noticias en la prensa
La ocupación hotelera de Sanxenxo y Pontevedra logra un agosto histórico
La capital supera el 90% de ocupación media y la provincia alcanza el 89,2% - Sanxenxo alcanza su techo con un 92% - El turismo rural roza el 100% -La Diputación presentará un plan estratégico de turismo

La ocupación hotelera alcanzó cifras "históricas" a lo largo del mes de agosto en la ciudad de Pontevedra y en toda su comarca, según los registros que ayer presentó la Diputación. Sanxenxo marcó su techo con una ocupación del 92%. Nunca antes desde que el ente comenzó a tomar datos se había recibido a tantos visitantes en la provincia, que han hecho llegar la ocupación media de agosto en la ciudad de Pontevedra al 90%, de acuerdo con los números manejados por el presidente de la Asociación de Hoteles de Pontevedra, José María de Cabo. La comarca, según la Diputación, resgistró una ocupación del 80%.

Estos datos "vienen a confirmar que estamos ante uno de los mejores veranos de la historia, con una ocupación media en agosto del 89,2%, cinco puntos por encima de nuestras estimaciones" para el conjunto de la provincia, señaló la presidenta provincial.

El representante de los hoteleros de Pontevedra, José María de Cabo, calificó estos resultados de "muy positivos". "Desde el año 2014 se nota un tendencia alcista en la ocupación y en la rentabilidad por habitación", manifestó de Cabo. Siguiendo esa línea, la ciudad sube cinco puntos su nivel de ocupación en agosto con respecto al mismo mes del año pasado.
Sobre ese auge alcista en la ciudad que se ha disparado este verano, la Diputación explicó que las cifras de agosto mejoran también las de julio, cuando ya se habían contabilizado los índices más elevados de la última década. El empuje del verano podría servir, comentó de Cabo, para superar con mayor comodidad que en años anteriores las dificultades que experimentan los hoteleros por baja ocupación entre los meses de noviembre y marzo.
La mejora del precio por habitación es uno de los factores en los que hizo más hincapié el dirigente hotelero. El bajo precio de los alojamientos en Galicia ha sido durante años una de las quejas recurrentes de este sector. "Ha mejorado ostensiblemente con respecto a años anteriores, esto lo vemos en todos los canales de distribución. Entre un 3% y un 4% en el resultado final, lo cual es importante", apuntó.

La comarca de Caldas también se sumó a los buenos resultados de su entorno y superó ampliamente las previsiones que Turismo Rías Baixas había realizado para este territorio. En Caldas la ocupación en agosto fue del 100%, 45 puntos por encima de las estimaciones del órgano de la Diputación.
Diputación y hoteleros coinciden en señalar la imagen de España como destino seguro frente a otros que son competencia, como Turquía, Túnez o Egipto, a los que el terrorismo yihadista ha hecho descender notablemente en la escala de preferencias de los viajeros. Otros factores que pueden explicar estos resultados, explicó la Diputación, son el buen tiempo durante todo el verano y las rutas aéreas internacionales del Aeropuerto de Peinador, aunque el grueso de los visitantes llegan de otras partes del territorio español.

Crece el turismo rural

Los datos sobre turismo rural en agosto también estuvieron por encima de las expectativas de la Diputación. En el área de la ciudad de Pontevedra la ocupación en alojamientos de este tipo llegó al 98%, una cifra que asciende al 99% en Sanxenxo. Son, afirma Carmela Silva, "cifras espectaculares" que encuentran su reflejo en toda la provincia, en la que, en total, se registró una ocupación del 84%.

El resultado final de la provincia supera en 13 puntos las previsiones de Turismo y está otros 24 puntos por encima del índice obtenido en el pasado mes de julio. El efecto de la ola de incendios que asoló Pontevedra hace unas semanas no se ha dejado sentir, al menos de momento, en la reserva de alojamientos de turismo rural. La preocupación, sin embargo, sigue presente entre los miembros de este sector, tal y como publicó FARO y señaló el vicepresidente de la Asociación Española de Turismo Rural, Ventura García. La mala imagen que generan los incendios, señalaba entonces García, no pone en peligro las reservas de este verano sino las de "clientes potenciales" para el futuro.

Fidelizar al turista

Los meses de caída de la actividad hotelera que preocupan en el sector, son el nuevo objetivo de la Diputación de Pontevedra. Carmela Silva explicó ayer su intención de "fidelizar" a los nuevos visitantes de las Rías Baixas, cuyos intereses van más allá del sol y la playa y que la presidenta provincial relacionó con la cultura y el patrimonio gallegos.

Para ello la Diputación presentará este mismo mes un programa estratégico de turismo que marcará 10 líneas básicas como atractivos de las Rías Baixas y establecerá cuáles son los foros más adecuados para promocionar estas bondades. De este modo, el órgano provincial tratará de ampliar la vigencia de las Rías Baixas como destino turístico más allá de los meses del periodo estival. "El turismo está siendo un elemento fundamental de crecimiento económico" por lo que la Diputación quiere "trabajar para desestacionalizar ese turismo atendiendo a las demandas del nuevo turista", aseguró Silva.

La presidenta destacó el valor de la "gastronomía, el patrimonio y la singular cultura gallegas" como elementos a explotar para incentivar el turismo en otras épocas del año. Recordó, además, las iniciativas impulsadas por las diferentes campañas de promoción de Turismo Rías Baixas. La idea de unir distintos festivales musicales en un único proyecto al que se denominó Festivais Rías Baixas supuso, en su opinión, otro modo de generar mayor atención sobre nuestro territorio. Hoy mismo el ente provincial presentará los datos obtenidos con estos festivales. El largometraje documental "Cocinando en el fin del mundo", presentado en el festival de cine de Málaga, fue otro de los proyectos de promoción de la Diputación. En él, los cocineros del prestigioso Grupo 9 daban a conocer productos como el cocido o la lamprea y la Denominación de Origen de los vinos Rías Baixas.

31.08.2016 FARO DE VIGO